Aborto espontáneo: mi gran perdida

Ha pasado un mes y creo que ya lo he superado pero no olvidado…

Todas las mujeres que hemos tenido hijos (y las que no) sabemos que las primeras semanas de embarazo son las que mayor riesgo hay de “que pase algo” o en otras palabras, de sufrir un aborto involuntario.

La mañana en la que supe que estaba embarazada la recuerdo como una de las más felices de mi vida. En realizad ese día solo tenia pensado hacerme un test de ovulación ya que aun me faltaban 3-4 días para la falta.
El test de ovulación en cuestión de 3 segundos dio positivo no, positivazo!! y por mi cabeza pasó la idea de poder estar embarazada. ¿Pero como? Si no había tenido ni un solo síntoma…
Como aun tenia el vaso con la orina me decidí a hacer un test de embarazo.
Me fui de vuelta a la cama sin mirar el test, sabia que iba a salir negativo y me iba a dar el bajón ya de buena mañana… A los diez minutos no pude resistir la tentación y ahí estaba!!!  La segunda linea que solo mi ojo era capaz de ver…

Soy de las que piensan que las cosas buenas hay que compartirlas y hacer participes de esa felicidad a los seres queridos que tenemos a nuestro alrededor. Así que fuimos dando a nuestra familia y algunos amigos la gran noticia.
A veces, desde el principio del embarazo estamos negativos y con miedo. Pensando que en cualquier  momento va a pasar lo peor. Y en realidad si tiene que pasar pasará lo hayas anunciado o no.
Si, es verdad que si no lo sabe la gente el golpe es “menos duro” y no tienes que dar explicaciones a nadie… y  sobre todo (en mi caso) no te dan la enhorabuena por el nuevo embarazo días después de haber tenido un aborto.

Tengo amigas, conocidas, chicas que sigo en las redes sociales… que han pasado por un aborto involuntario y nunca había pensado: me puede pasar a mi.

Cuando no has pasado por esto no es fácil saber lo que se siente. Fueron pocas semanas (8 para ser mas exactos) pero en cuanto te enteras de que estas embaraza, tu mundo cambia.
Te cuidas, te mimas, te relajas, reduces el ritmo de vida y desde ese momento solo eres tú y tu bebé.
Y digo bebé porque aunque sea un embrión o un feto, para nosotras las madres, es nuestro bebé y así lo sentimos. Y queremos.

Fueron ocho semanas en las que me sentí en una nube. Hasta que llegó la ecografía en las 7 semanas y algo en mi me dijo que algo no iba bien. La ginecóloga solo comento que era posible que ovulara más tarde y por eso tenía el tamaño de unas semanas menos y que el latido podía ser más débil porque aun era muy pequeñito… Al salir de la consulta pensé: Cristina, algo no va bien.
A los días empezó el sangrado que me hizo ver que no me equivocaba.
Unas pocas horas antes de decirle “adiós” a mi bebé, pude verlo en otra ecografía y oír su latido. Tenía latido! 

No es hasta que lo vives que te das cuenta de la realidad.
Te das cuenta de que casi la mitad de las mujeres sufren un aborto involuntario a lo largo de su vida. A veces incluso sin llegar a enterarse…
Uno de cada cinco embarazos acaba en aborto… reconozco que los datos no hacen que duela menos.
Te das cuenta (con el tiempo) de que no ha sido tu culpa, que en la mayoría de casos es debido a alguna anomalía congénita del feto así como algún fallo cromosómico.

Personalmente me ha costado mucho reponerme y “despedirme” de mi bebé y volver a pensar en retomar la búsqueda. Aun hay días en los que me cae alguna lagrima.

A mi alrededor siguen habiendo embarazadas y bebés que nacen. A mi me alegra y me ilusiono con ellas, pero en el fondo de mi hay algo que me duele… no es envidia ni mucho menos…
Quien ha pasado por esto sabe a que me refiero ¿verdad?

Para todas las mujeres que como yo habéis pasado por esto, deciros que es normal no olvidarse. Se puede superar si, pero nunca se olvida. Y no es malo.
Seguramente la vida nos regalará otro bebé y con el tiempo esta perdida llegue a doler menos.

Ahora me siento preparada para volver a intentarlo, buscar mi bebé arco iris pero sin olvidar al que ha sido mi bebé estrella.
Sé que llegará por eso no me preocupa si tarda más o menos.
Vuelvo a la dura y larga búsqueda, pero esta vez sabiendo que lo puedo conseguir.

Deja un comentario