Cuándo llevar a nuestros hijos por primera vez al dentista

Muchos padres cometemos el error de pensar que es demasiado pronto para llevar a nuestro hijo al dentista.

Pero lo cierto, es que las revisiones deberían hacerse desde los primeros dientes de leche.
Los odontólogos recomiendan que la primera visita se haga una vez el niño haya completado la dentición primaria (sobre los 2-3 años).
Hay casos como el de mi hija por ejemplo, que su primera visita fue mucho antes, sobre los 18 meses, debido a una caída en la que uno de los incisivos (paletas) se le puso negra como el carbon!!!

* En la primera visita rara vez se va a encontrar algo siendo los niños tan pequeños (supuestamente no comen chucherías y se cepillan los dientes todos los días) lo pongo entre paréntesis porque a veces aunque los padres no damos chucherías directamente, siempre hay alguien que le da alguna…
En la primera visita se intenta familiarizar al niño con todo el instrumental, el personal y se trata de enseñar unos buenos hábitos de higiene.

No es nada nuevo que a nosotros, los adultos, nos da miedo ir al dentista por la “mala fama” que tienen. Pero podemos ayudar a nuestros hijos a que no les pase lo mismo.

Cómo podemos ayudar a nuestros peques a no tener miedo al dentista:

– Lo más divertido es jugar por un día a ser nosotros dentistas! Podemos encontrar en cualquier juguetería juguetes de instrumental. O ser algo imaginativos y coger un muñeco y decirle que vamos a verle los dientes…
– Hay clínicas dentales especializadas para niños, donde todo está acondicionado para los peques y la decoración va orientada a ellos. Así se les hace más divertido el tiempo que estén allí y se les olvida el miedo a lo desconocido.
Leer cuentos de sus personajes favoritos que vayan al dentista o se cepillen los dientes. Así también iremos inculcando una buena higiene y les animaremos a que lo hagan todos los días.

En casa hemos empezado a leer “Peppa va al dentista” Peppa y George van al dentista, el pequeño tiene miedo porque es la primera vez y Peppa le enseña como hacerlo como buena hermana mayor. Y “Mi primera visita al dentista” Andrés quiere un cepillo de forma de cohete como el de su hermano y para conseguirlo tiene que ir al dentista.
Cada noche antes de dormir, leemos un ratito estos dos libros. Por supuesto el de Peppa es el preferido de la peque…


Estos son los libros que más me gustan para niños de 2-3 años:

– Caillou en el dentista. (precio)
– Como enseñar a un cocodrilo a lavarse los dientes. (precio)

– Mi primera visita al dentista. (precio)
– Peppa va al dentista. (precio)

                     

Seguramente se portarán como unos campeones y no viene mal que los padres al salir de la consulta les demos algún premio!
Ojo! que no sean chucherías!!!😛
Después de esta primera visita el especialista, os recomendará volver en un año a la próxima revisión (si no es necesario volver antes).
Con estas ayudas podemos hacer que a nuestros hijos les guste ir al dentista.
He trabajado en clínicas dentales y la verdad que se me partía el corazón cuando los veía llorar de aquella manera… les da auténtico miedo. Muchos padres no saben que hacer en ese momento y a veces empeoran la situación. Lo mejor es decirles que no pasa nada, recordarles como Peppa pig o Caillou lo hacían y que vean que estamos con ellos.

Nos vemos en el próximo post! 

Deja un comentario