Cuando te dicen que tu hijo tiene plagiocefalia.

¿Qué es la plagiocefalia?

La plagiocefalia o síndrome de la cabeza plana, es cuando un lado de la cabeza del bebé está asimétrica (plana). Existe una deformidad en la cabecita que aparece durante los primeros meses de vida.

La plagiocefalia más común es la posicional. Como no mueven por sí solos la cabeza, y están tantas horas tumbados, terminan con un lado aplanado (algún lateral o parte de atrás).

Las causas más frecuentes son:
  • la deformación sufrida por el cráneo durante el parto, tanto si es un parto normal como complicado.
  • el bebé pasa demasiadas horas acostado en la misma posición
  • el feto estuvo encajado en el canal pélvico varias semanas antes del parto
  • bebés con la cabeza más grande de lo normal
  • bebés prematuros

Es algo muy común que a veces pasa desapercibido y no nos damos cuenta.

Hasta el día de la revisión de los dos meses, no me había dado cuenta de que el peque siempre giraba la cabacita hacia el mismo lado. Cuando nacen, nos dicen eso de “para dormir boca arriba y la cabeza de lado” (para evitar la muerte súbita) y yo, como muchas seguramente, así lo hice (y lo hago).

Los primeros días un bebé duerme muchísimas horas al día. Pasan casi todo el día con la cabeza apoyada en la cama, en el carro, en brazos… y es normal que puedan sufrir plagiocefalia.

Como os decía, en la revisión de los dos meses la pediatra notó que el peque no giraba del todo la cabeza para la izquierda. Pero no me dijo nada de que tuviera un lado más plano. Fue a la semana en la consulta de rehabilitación donde la doctora me dijo que el peque tenía plagiocefalia.

Días antes yo había notado que cuando se levantaba de dormir siempre tenía como media cabeza aplanada, pero pensaba que era de estar apoyado, y que en un ratito se le “colocaría” bien. 

La doctora nos dijo que era una plagiocefalia de tipo postural. Él está más cómodo del lado derecho y al estar casi siempre de ese lado, se le ha aplanado un poco la cabecita. Nos derivaron a un fisioterapeuta. 

A la semana siguiente ya estábamos con la fisio que para mi sorpresa nos dijo que al leer la ficha del peque se esperaba algo peor… pero que tiene poquito y que seguramente se le corregirá muy pronto con los ejercicios que ella y nosotros vayamos haciendo.

Después de la primera semana la fisio nos comentó que ella ve que el problema es que no tiene suficiente fuerza en los músculos de la espalda y el cuello. Y al girar siempre a la derecha hace mucha tensión en el cuello. 

Lo mejor que podemos hacer es ir cambiando de postura al bebé. Por ejemplo en cada toma dejarle tumbadito del lado distinto a la vez anterior o si toma biberón ir cambiando de brazo para que no apoye siempre del mismo lado. 

Voy a hablaros por encima de los ejercicios que hacemos con el pequeñín por si a alguna mamá os vinieran bien. 

Como siempre, no he sabido que era esto hasta hace relativamente poco. No sé si es que mi hija mayor me lo puso muy fácil, o que yo no me enteraba de nada y ahora estoy aprendiendo miles de cosas que le pueden pasar a un bebé.

Primer ejercicio: 

Sobre una superficie lisa y dura, tumbamos al bebé boca arriba y con algún juguete o con nuestra voz, vamos a hacer que mire hacia los dos lados lentamente. Y después arriba y abajo.

Se hace muy despacito, y fijándonos bien que apoye la oreja en la superficie a cada lado.Yo lo que hago es ponerle delante un juguete que haga mucho ruido.

Segundo ejercicio:

Tumbado boca abajo con los brazos apoyados, vamos a dejarle que haga fuerza con el cuello para mantenerlo. Pasaremos los dedos por la columna para que coja tono y quiera levantar aún más la cabeza. También podemos en esta postura hacer que gire la cabeza para ambos lados.

Esta postura es súper buena y se puede hacer desde bien pequeños. SIEMPRE vigilándolos!

Tercer ejercicio:

Sentado apoyando su espalda a nuestro pecho, vamos a “mecerlos” hacia los lados. Como coger un bloque, y girarlo a un lado y a otro. Lo que intentamos es que el gire a la vez y no se le vaya la cabecita.

Cuarto ejercicio:

Tumbamos boca arriba al bebé y cogiéndole de las manos, vamos a tirar de él atrayéndolo hacia nosotros. MUY SUAVE y DESPACIO! Al principio la cabeza se les va hacia atrás… poco a poco cogerá fuerza en los músculos y podrá levantarla sin problema. 

Estos son los ejercicios que le hace la fisio (junto a un masaje en el cuello) y nosotros en casa. 

La verdad, se nota diferencia de la primera vez a ahora. Mi hijo aún es peque, “supuestamente” hasta los 3 meses no empiezan a controlar la cabecita. Y digo supuestamente porque ya sabemos que con bebés, nada es igual! Algo que nos ha ido genial desde que lo descubrí, fue el porteo! evitamos que tengan tanto tiempo la cabeza apoyada.

Hoy doy gracias porque el “problema” de mi hijo se puede corregir sin problemas, y no es nada grave. Me asusté cuando me lo dijeron por supuesto, pero es algo muy común en bebés y tiene solución.

Hay casos más leves y otros más “graves” que pillados a tiempo se pueden solucionar con un casco ortopédico para bebés o cirugía (craneosinostosis) pero ese ya es otro tema… 

La plagiocefalia, es mas común en niños que en niñas. ¿Qué curioso verdad?.

Si vuestro hijo/a tiene o ha tenido plagiocefalia, me gustaría que nos contarás un poquito los ejercicios que hacéis, y como lo habéis solucionado.

1 comentario

  1. […] sabéis, tenemos que hacer unos ejercicios con el peque para tratar la plagiocefalia (link aquí) hasta ahora le ponía en la cama, pero al ser blanda cuando lo colocaba boca abajo, se le hundían […]

Deja un comentario