En busca de una silla ligera

Una de las cosas que miras y remiras mil veces durante el embarazo es el carrito del bebé.
Va a estar con vosotros durante mucho tiempo (con suerte años) van a ser tus otros dos brazos, así que es importante elegir bien. Pero atención! Por mucho que hayas mirado, leído, escuchado… ese carrito llegará a estorbaros. Llegará el día en el que pese demasiado, en el que tu niño/a ya no entre en el o que simplemente os canséis y entonces es cuando oyes hablar de las sillas ligeras.

Hace unas semanas empezamos a notar que a la peque se le quedaba pequeña la silla del carro (en nuestro caso ha sido eso) nos dimos cuenta que la pobre iba toda apretujada. El carro no es que sea pequeño pero, a estas edades ya se les empieza a quedar algo estrecho y si a eso le sumamos las capas de ropa que les ponemos cuando hace frío pues los pobres van que no se pueden ni mover (sardinicas enlatas!!!).

Pues bien, ahí que fuimos el papá y yo a mirar que silla “recomendaban” comprar en internet (para todo le pedimos ayuda a nuestro gran amigo google).

La verdad que hay centenares de marcas que ofrecen sillas ligeras y muchas de ellas son para destacar. De todos los colores y formas pero no todas están al alcance de todos (yo sigo jugando a la lotería por si acaso).

Para nosotros unas de las cosas importantes que tenia que tener la nueva silla era:

  • Que pesara poco, (nuestro carro actual pesa unos 8 kg y si le sumamos los 12 de la peque… son muchos!).
  • Que nos durara hasta que la peque ya no quiera más carro, (esperamos que pronto quiera ir andando o corriendo a todos lados, pero aun sigue haciendo sus siestas como y cuando quiere y ahí es donde esta nuestra super silla!).
  • Que fuera cómoda de llevar, muy importante el manillar… no puedo con los de goma espuma… (es una manía mía que hasta que no los hago pedazo no paro).
  • Plegado fácil y que ocupara lo menos posible, a la hora de guardar en el maletero es imprescindible que ocupe lo menos posible para así poder guardar por lo menos la compra.
  • Que pudiera reclinarse, como he dicho la peque hace sus siestas cuando quiere y a veces a media tarde en mitad de la calle… así que es importante que pueda echar a gusto sus siestas.
  • Que no nos costara un dineral!!  Esto ya es lo que cada pareja se quiera gastar, las hay desde 40€ hasta lo inimaginable!

Creo que prácticamente es lo que toda madre o padre busca a la hora de comprar una sillita o carro. Con estas características se nos abrió un gran abanico de sillas ligeras y entonces vino lo difícil, elegir!.

Para hacerlo más fácil, descartamos todas las que superaban el limite de dinero que nos habíamos marcado y el siguiente paso fue buscar tiendas de bebés cerca de nuestra zona donde vendieran esa marca. La interminable lista se redujo a 4.

Personalmente no quería comprarla por internet sin antes haberla “probado”.

Una vez en la tienda, después de montar a la peque en las cuatro sillitas, paseado unos metros y plegado unas veinte veces… nos decidimos por una de la marca be cool.

Después de probarla unas semanas tenemos que decir que estamos encantados! Tiene un buen manejo y parece que la peque va cómoda (se ha pegado alguna que otra buena siesta ya).

Si estais pensando en comprar una silla ligera, apuntad!

  1. Fijaros que sea fácil de plegar y ocupe poco espacio (recomiendo plegado paraguas).
  2. Que se pueda reclinar y a ser posible con una mano (a veces tenemos a nuestro hijo en brazos y tenemos que hacer malabares).
  3. Que tenga buena capota que cubra por completo.
  4. Si viene con burbuja para el agua… mejor que mejor!.
  5. Que tenga manillar ergonómico.
  6. Que tenga una barrera de protección que se pueda poner y quitar.
  7. Que soporte bastante peso (hasta los 3 o 4 años).
  8. Una silla “todoterreno” que se pueda llevar por asfalto, tierra…
  9. Siempre viene de maravilla la cestita para guardar lo que sea.
  10. Y lo más importante que sea ligera!.
¿Os han parecido útiles estos consejos? ¿Estais en la busca de una silla ligera o la acabais de comprar? cuéntanoslo!.

 

Deja un comentario