Pañal fuera! Mi niña se hace mayor

Ha llegado el momento, parece que mi niña se hace mayor y está lista para dejar el pañal.

Cuando los padres tenemos claro que vamos a retirar el pañal a nuestros hijos primero tenemos que ver unas señales en ellos, como por ejemplo:

  • Ver si aguanta varias horas con el pañal seco.
  • Si cuando se hace pis o caca está incomodo y nos pide cambiarlo.
  • Que pidan ellos también ir al baño a hacer sus necesidades.

Había leído que cuando van a tener un hermanito/a no es buen momento para ellos ya que si están nerviosos no controlaran bien. Por ello decidí ponerme manos a la obra ahora que nos quedan 3 meses por delante.

En realidad el verano pasado ya dio señales de estarlo, cada vez que quería hacer pis, avisaba y ella misma se quitaba el pañal en casa.

Ahora, unos meses después me doy cuenta que ese hubiera sido el momento perfecto, pero en unos días nos íbamos de viaje, 9 horas de coche, y varios días fuera de casa y no nos atrevimos a empezar la “operación retirada” en ese momento.

Finalmente por una cosa u otra llegamos al mes de Febrero con pañal. Después de recibir alguna que otra patada en la barriga, últimamente costaba dios y ayuda cambiarle el pañal, decía que no, que no y que no.  Decidí que ese mismo fin de semana empezábamos!

Como para todo unos días antes fuimos “preparando” a la peque leyendo libros por la noche y animándola a elegir un adaptador para el wc.

 

 

 

 

Desde que leímos el primero, la peque quería tener “braguitas de niña mayor” así que al día siguiente me hice con un buen arsenal de varios colores y dibujos.

Unos días antes le iba recordando que ella ya era una niña grande y tenía que usar el orinal y las braguitas como Lulú. Y soltaba un Síiii, Síii como Lulú!!!

Llegó el fin de semana y con él, el primer día:

El primer día fue un caos!!! Pobrecita mía se hizo pis encaminarais veces a pesar de llevarla al baño cada 10 minutos. No sabia decir aun cuando quería ir al baño. Se nos ocurrió ese mismo día ir de compras al centro comercial, ya podéis imaginar lo que pasó… 😂

Las veces que la llevábamos al baño y daba la casualidad que hacia pis o caca, la premiábamos. Le gustan muchísimo unas galletitas pequeñitas de chocolate (esas que son de peppa pig, simpsons…) así que se me ocurrió ponerlas en una cajita en la cocina y cada vez que hacia le decía que era una campeona que me había puesto muy contenta y su premio era una galletita.

Segundo día:Este día ya empezó a decirnos cuando se estaba haciendo pis o caca y a decirnos que no cuando la queríamos llevar cada 10 minutos… Por supuesto decidimos no salir de casa en todo el día para poder controlar mejor las perdidas.

Tercer día:Era lunes y tocaba ir a la guardería y aquí la cosa se complicaba, o no?

El resultado fue mejor de lo esperado, seguía avisando cada vez que tenia ganas (aunque alguna vez un poco tarde).

Desde ese día no se volvió a hacer pis encima 🙌🙌🙌 Avisa cuando tiene ganas y cada vez antes!

¿Cuál fue nuestra sorpresa?

Desde el mismo dia que le quitamos el pañal por el día, durante la noche no hace pis! Por la mañana amanecían los pañales totalmente secos. Incluso si se despertaba de madrugada me pedía ir al baño y quería que le quitara el pañal y le pusiera braguitas.

Sinceramente, eso no me preocupaba, pero viendo lo visto, al ver que no moja ningún pañal por la noche hemos decidido quitárselos también.

¿Está todo hecho ya? Para nada! en cualquier momento y lugar puede hacer pis o caca, así que siempre que salimos de casa vamos bien equipados con nuestra mochila y unas mudas por si las moscas!😜 Y por supuesto en la sillita del coche siempre tenemos puesto un empapador por lo que pudiera pasar.

Ahora que escribo esto me doy cuenta de lo fácil que ha sido. Se podría decir que fue una semana en la que estuvimos que estar muy encima de ella y sinceramente mi niña me sorprendió.

Había leído cada historia de niños que tardaban hasta un mes y aun así no conseguían quitarse el pañal del todo, que me asustaba que fuera más difícil. El primer día llegué a pensarlo unas cuantas veces… Pero lo que tenía muy claro era que si empezaba no había vuelta atrás.

Ya puedo decir que voy a tener unos meses de descanso de cambiaos de pañales hasta que nazca el peque!!!

A los futuros papis que os estéis planteando quitar el pañal a vuestros hijos, os recomiendo mucha paciencia, no tener prisa y respetar el tiempo de cada hijo. En unos días o semanas lo tendréis!

 

Deja un comentario